VEGAP - Visual Entidad de Gestión de Artistas Plásticos Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Banco de Imágenes de VEGAP Fundación Arte y Derecho VEGAP - Visual Entidad de Gestión de Artistas Plásticos
Volver a la página principal

Mora Márquez, Almudena

    Envíe un mensaje al autor

La mirada de Narciso Ya somos por fin alguien, somos agua. Carlos Barral La memoria surge como una pregunta, como un descubrimiento. Vive para que no muera lo que amamos. La intuición, los sentimientos son nuestros ojos. Caminos oscuros, subterráneos. De ellos brota, también la sabiduría. La belleza, ese placer, esa herida, ese deslumbramiento. Cada obra es la historia de una seducción. El mundo que otros querrían derrumbado, deshecho. Rescatado. Barroca. Beuys, Cornell. Inventar sin heridas la memoria, iluminar el presente, nuestra única existencia. Ya no somos y sin embargo nos comprendemos en la cicatriz del deseo, en la calma, en la serena contemplación de lo creado. Y la realidad está aquí para laborarla, para transformarla. Todo tiene su sitio y no podría ser de otra forma, porque así se ha elegido, no sin arriesgar sueño y tiempo. Otros ojos verán. Yo apenas sé salir de mi arrebato, inmóvil. Es entonces cuando entiendo el silencio. Las cosas mueren, y sin embargo..."creo en la felicidad porque la he experimentado y sé que existe". Tanta belleza descubre Narciso. Pero no es su rostro. Es la huella del paraíso. Jesús Gironés

 

Volver a la página principal