VEGAP - Visual Entidad de Gestión de Artistas Plásticos Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Banco de Imágenes de VEGAP Fundación Arte y Derecho VEGAP - Visual Entidad de Gestión de Artistas Plásticos
Volver a la página principal

Messía, Manolo

Jirones
Modulación otoño
Verde y rojo
Trama azul
Ortogonia

Visite el sitio web del autor    Envíe un mensaje al autor

Manolo Messía “Los signos, podemos decir, han devastado el territorio. Pero es sólo al precio de esta devastación que el territorio, inmenso, inimaginable, se ha hecho significativo -sólo al precio de ser devastado, paradójicamente se ha hecho habitable: es decir, pensado, recordado-. Y, nueva paradoja sin el viaje, sin el imperio de Kan, Marco Polo nunca hubiera podido desplegar su mapa de signos; nunca hubiera podido retornar a la Venecia primera, al jardín de la casa paterna. No otra es la operación de la pintura moderna: viajera por necesidad, su deriva por el vasto, impensable territorio que atraviesa es, obligadamente, un viaje devastador que a su paso agota y asola las ciudades, los países, los desiertos que , inimaginables, aún se le resistian. Arrasando los espacios que aún permanecían sin hollar, en su incesante novedad, en su frenético significar, la pintura abandona signos, marcas despalazadas por el país que recorre; en el fondo de la operación devastadora/significativa late la nostalgia, indecible, del retorno al jardín, el regreso al Venceica natal; sin que en ningún momento pueda decirse cuando va a producirse éste. Sin que siquiera puda nombrarse la oscura presenica; la del retorno, su nostalgia.” Vicente Llorca

 

Volver a la página principal