VEGAP - Visual Entidad de Gestión de Artistas Plásticos Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Banco de Imágenes de VEGAP Fundación Arte y Derecho VEGAP - Visual Entidad de Gestión de Artistas Plásticos
Volver a la página principal

GARCERA, Javier

Sin título. De la serie Te hablo de lo cotidiano
Sin título. De la serie Te hablo de lo cotidiano
Sin título. De la serie Te hablo de lo cotidiano
Sin título. De la serie Te hablo de lo cotidiano

    Envíe un mensaje al autor

La propuesta de Javier Garcerá ha estado destinada, desde sus inicios, a abordar el paisaje como constatación de una sombría certidumbre. A través de esta crepuscular certeza, el propio artista nos ha invitado a leer su obra como la paradójica presencia de una paráfrasis visual que de forma permanente siempre ha estado girando alrededor del silencio y de la noche o, al menos, en torno a un determinado concepto de silencio y de noche. Delimitar el alcance terminólogico de esta cuestión supone, de entrada, asumir algo tan sencillo como la propia pluralidad semántica y funcional de ambos conceptos. A su vez, este hecho conlleva reconocer que la ausencia de palabras o el vacio de color no guardan relación alguna ni con el enmudecimiento ni con la oscuridad. El universo de este artista se sustenta, por todo ello, en un tejido de múltiples complementaridades en donde no es dado descubrir que callamos no porque no tengamos nada que decir o porque no sepamos cómo responder, sino porque utilizando el lenguaje haríamos desvanecer aquello que surge para no ser hablado. Concitando el silencio, las obras de Javier Garcerá denuncian el ruido y la invidencia vinculados a nuestra iconosfera, ya que lo que en estas piezas se está buscando es la posibilidad de un conocimiento que permita la delectación visual, es decir, el tacto y la demora. La suya, es por este motivo, una propuesta en la que los registros fotográficos y pictóricos actúan como recursos complementarios dentro de un texto cuyo objetivo se centra más que en sus posibilidades de emisión, en las de recepción, es decir, no tanto en su potencial impositivo, como en sus posibilidades no aseverativas. David Pérez

 

Volver a la página principal