VEGAP - Visual Entidad de Gestión de Artistas Plásticos Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Banco de Imágenes de VEGAP Fundación Arte y Derecho VEGAP - Visual Entidad de Gestión de Artistas Plásticos
Volver a la página principal

Cerviño, Ángel

Potlatch
Minimal congo
Cromoterapia #2
Riña sin sponsor
Riña sin sponsor #2

Visite el sitio web del autor    Envíe un mensaje al autor

       "Podemos incluso decirlo más claramente, que es, sin duda, el modo en que la obra de Ángel Cerviño se insinúa: todo sentido no es otra cosa que un efecto, un efecto de óptica, un efecto de lenguaje, un efecto de posición. Será, asimismo, la propia circulación imparable de las posiciones, el carrusel del desplazamiento de la clave, el que produce una sobredeterminación de sentidos, una superproducción, un exceso de combinatoria. El sinsentido de las imágenes de Cerviño, como el de la poética patriarcal (pero, claro, aquí ya no puede existir un padre) de Lewis Carrol lo es no por defecto, por vaciamieto, sino porque en su exceso quiebra los goznes del artilugio. El espacio real, el propio espacio imaginario, se han estallado en una profundidad infinita, en un teatro de posiciones o en una teoría de la lógica de la realidad como juego que concibe que todo pensamiento es, antes que nada, un arrojar dados.

¿Cómo se juega este juego? Hallando, como una fórmula matemática, los valores de relaciones entre las cosas, las palabras y las imágenes. Observando, en cada momento, el grado de actualización de la clave.
Encontrando la dominante, que puede ser postural, o copulativa, o digestiva, o sacrficial."

(Alberto Ruiz de Samaniego -"De la Abyección como Ars Suprema Combinatoria")

 

Volver a la página principal