VEGAP - Visual Entidad de Gestión de Artistas Plásticos Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Banco de Imágenes de VEGAP Fundación Arte y Derecho VEGAP - Visual Entidad de Gestión de Artistas Plásticos
Volver a la página principal

Evangelista Sánchez, Ignacio

Imitaciones nº 9
Imitaciones nº 30
Imitaciones nº 3
Imitaciones nº 32
Imitaciones nº 12

, 2000

Visite el sitio web del autor    Envíe un mensaje al autor

Ignacio Evangelista (Valencia, 1.965) IMITACIONES Este trabajo tiene que ver con la idea de apariencia y de verdad, con lo que ocurre cuando sacamos algo de su contexto y lo ubicamos en un lugar distinto al que le corresponde. Descubrí estos muñecos tan sumamente realistas en una juguetería, y me fascinó la aparente contradicción de por qué cuanto más reales parecen, más inquietantes resultan para los adultos,(con los niños no ocurre así). Creo que es porque se enmarcan, al menos en una primera mirada, en un territorio intermedio (no son animados pero lo parecen), y todo lo que no podemos clasificar, ubicar o definir claramente nos produce molestia y desasosiego. "E. Jentsch destacó, como caso por excelencia de lo siniestro, la duda de que un ser aparentemente animado, sea en efecto viviente; y a la inversa: de que un objeto sin vida esté en alguna forma animado, aduciendo con tal fin a la impresión que despiertan las figuras de cera, las muñecas "sabias" y los autómatas" (Sigmund Freud: "Lo Siniestro")

 

Volver a la página principal