VEGAP - Visual Entidad de Gestión de Artistas Plásticos Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Índice Alfabético de Autores Banco de Imágenes de VEGAP Fundación Arte y Derecho VEGAP - Visual Entidad de Gestión de Artistas Plásticos
Volver a la página principal

Gómez Ayala, Rafael

Atmósfera amarilla y roja
Atmósfera amarilla I
Red amarilla I
Evolución hacia el caos VI
Atmósfera roja y amarilla

Visite el sitio web del autor    Envíe un mensaje al autor

La obra de arte en toda su pureza es forma, no materia. ¿Qué es la forma? - No lo sabemos. Pero podemos percibirlo. Percibir es conocer y sentir a un tiempo. Sentir de sentimiento y de sentido. Es éste el andamiaje secreto que diseñó Platón, y que nos da Gómez Ayala sin quererlo. Las formas luminosas escapan de estos dibujos como escapan los rayos de las geometrías del diamante. Pocas líneas en claras estructuras que nos recuerdan las de la materia más íntima: las formas y secuencias de la vida molecular y de la arcilla de la que estamos hechos. Formalmente el estilo de estos juegos de montaje nos trae a la memoria el de otras culturas y religiones: los arabescos del Islam; la caligrafía del Zen. No el toque Zen del que nos habla Tàpies; esta obra, tan tierna, va más allá de la del maestro. Diré por qué de la audacia de este cierre categorial: donde Tápies odia, Gómez Ayala, ama. El encanto de esta joven obra es el que canta el poeta místico: cuan delicadamente nos enamora. Antonio Márquez Hyde Park, New York 2002

 

Volver a la página principal